Mucho tienen que aprender de Claude Alexander Collin (1880-1954) los consultores, analistas y expertos de hoy en día.

Él fue el primero. Su slogan, mejor imposible: “Alexander. The Man Who knows”